Arqueólogos encuentran ruinas de 500 años en Chapultepec

El Bosque de Chapultepec no sólo es uno de los pulmones más importantes que tiene la Ciudad de México; ha sido escenario de varios eventos históricos muy importantes para nuestro país. Y no estamos hablando sólo de la historia moderna, Chapultepec formó parte de las culturas prehispánicas y una prueba más de esto acaba de ser descubierta.

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron un caserío de más de mil 500 años de antigüedad en una superficie de aproximadamente una hectárea (10 mil metros cuadrados) en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec.

Los investigadores creen que este barrio pertenece a los teotihuacanos y es de los periodos Tlamimilolpa (Preclásico de 225 a 350 d.C.) y Xolalpan (Clásico de 350 a 550 d.C.) de esta cultura. La hipótesis se reforzó con el descubrimiento de 11 entierros humanos (nueve de adultos y dos de neonatos) con deformación craneal, que es un elemento típicamente teotihuacano.

Las ruinas suponen que las casas estaban construidas en un sistema de cuadros y rectángulos unidos por muros colindantes lo cual hace creer que se trataba de una zona muy poblada.

“Al principio nosotros pensábamos que era una pequeña casita teotihuacana, pero comenzamos a hacer el seguimiento de muros y nos dimos cuenta de que eran cuartos y cuartos y más cuartos. Así que decidimos seguirnos ampliando en perpendicular a un muro que tenemos (a varios metros de distancia del hallazgo) y nos dimos cuenta que del otro lado había más muros.”

Lourdes Camacho, coordinadora del Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec.

Además, se encontraron materiales de cerámica, obsidiana, pizarra, mica y piedra. Los arqueólogos resaltaron que pese a la antigüedad de los objetos y al hecho de que algunos se localizaban a menos de 30 centímetros de la superficie, en su mayoría tienen buenas condiciones de conservación. Esto se debe en parte a que la zona no registra grandes cambios a lo largo del tiempo.

“En el caso de los entierros, un problema que encontramos fue que la matriz de tierra de esta sección del bosque y algunos árboles aprovecharon los minerales de los huesos como nutrientes, factor que provocó su deterioro.”

Desde 2012 la primera, segunda y algunas partes de la tercera sección del Bosque de Chapultepec están ubicadas en la poligonal de zona arqueológica. Esto quiere decir que cuando un particular o gobierno van a construir en el bosque, el INAH tiene que estar presente para cuidar que no se dañe el patrimonio que está en el bosque de Chapultepec.

Una vez que concluyan los trabajos de salvamento, el área volverá a ser cubierta para su disponibilidad en futuros proyectos de investigación y en pro de su conservación.

Responder