Condusef advierte sobre monedas falsas y cómo pueden reconocerse

Condusef ha lanzado una alerta ante la existencia de monedas falsas que están en circulación, también ha proporcionado un tutorial para poder distinguir las piezas auténticas de las falsas.

Es importante estar atentos y conocer las diferencias, ya que el simple hecho de distribuirlas o usarlas siendo conscientes de la falsedad de las piezas, constituye un delito que se puede castigar con penas de hasta 12 años de cárcel.

La Condusef indica que el análisis de tacto y visual es el más importante, enfocándose sobre todo en las monedas bimetálicas, que son las que tienen un anillo de acero inoxidable y el centro de bronce. En todos los casos, la comisura que hay entre el centro de la moneda y el anillo debe ser imperceptible, ya que Banco de México asegura que el ensamble es “prácticamente perfecto”.

El canto o borde es otro de los lugares a observar, dependiendo de la moneda que se trate, este debe ser liso o, como en la moneda de diez pesos, tener estrías. En la nueva moneda de 50 centavos, se aplicaron modificaciones para que el borde no fuera completamente liso. Es importante remarcar que en ningún caso debe existir algún tipo de rebaba o deformidad.

Otro de los puntos que dice la Condusef se debe tomar en cuenta es que la moneda no debe sentirse resbalosa. Las texturas en ambos lados de la moneda deben ser perfectamente palpables y definidas. Banxico dice que “en caso de sentirse resbalosa o jabonosa, podría tratarse de una moneda fundida, y en consecuencia, esta moneda es falsa”.

Si se sospecha de alguna moneda falsa, se puede entregar a un banco para que esta sea analizada. En los artículos 19 y 20 de la Ley Monetaria de México, se establece que todos los bancos deben recibir monedas para su posterior análisis. Sin embargo, ni el banco ni cualquier otra persona puede perforar o marcar una moneda si existe duda de su autenticidad.

El análisis de la moneda sospechosa lo realiza Banco de México y el veredicto del análisis se puede conocer en el banco donde la moneda fue entregada, llamando a Banxico o en su página web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *