Básicos para elegir gimnasio y qué deporte te conviene

El propósito de año nuevo más famoso debe ser sin duda bajar de peso. Y para lograrlo, aparte de tener una dieta saludable, es recomendable hacer ejercicio. Pero, ¿a qué gimnasio debo ir de los 50 que hay en mi ciudad? ¿Qué deporte debo empezar para lograr quitarme esos kilitos de más?

Empecemos por dar 9 tips para escoger de manera adecuada un gimnasio:

1. Cercanía

Debes buscar que tu gimnasio no quede a más de diez minutos de tu oficina o casa. A pesar de que podría ser más barato el que está a media hora o que tiene mejor equipo el que te queda a 40 minutos, el que escojas un gimnasio que te quede lejos tiene más probabilidades de abandono que uno cercano.

2. Referencias

Es como con los mecánicos, los restaurantes y los médicos. Pregunta entre amigos y compañeros si conocen el lugar o pide que te recomienden uno. Busca opiniones y reseñas en internet. Si la gente que asiste tiene una buena impresión del lugar te ayudará a ir más motivado.

3. Conócelo

No hay mejor manera de convencerte de algo que verlo con tus propios ojos. Ya que hayas escogido un gimnasio, pide una visita guiada. Observa el lugar y haz todas las preguntas que creas necesarias.

4. Horarios

De nada sirve que asistas al mejor gimnasio de la colonia si los horarios que tienen no se acomodan con los tuyos. Pregunta no sólo por el horario general, sino también por aquellos de las actividades y clases extra que te interesen (aeróbics, yoga, spinning, etcétera).

5. Equipo e instalaciones

Cuando visites el gimnasio por primera vez, debes fijarte en qué condiciones está el equipo. Si las máquinas funcionan, si hay suficientes. No quieres pasarte media hora buscando el par de la mancuerna que quieres usar para tu serie de ejercicios. Ni que el día que quieres hacer bicicleta fija, no funcione. ¿Todas las luces prenden? ¿Hay ventilación? ¿El lugar está limpio? Son detalles en los que uno no pone atención al principio, pero que después pueden ser bastante molestos.

6. Personal capacitado

En un gimnasio es muy importante la guía al momento de hacer las rutinas. Por más que nos la demos de muy conocedores, lo más seguro es que sin ayuda profesional terminemos por lastimarnos o sobre ejercitarnos y dejemos de ir. Los entrenadores que hay, ¿están certificados? ¿Son amables? ¿Pueden adaptar las rutinas a tus necesidades?

7. Precio y letras chiquitas

No pagues una anualidad por más dinero que te puedas ahorrar. Primero asiste un par de meses para que estés seguro que quieres seguir asistiendo a ese gimnasio. Ya que hagas rutina y tengas un poco más de disciplina, puedes pensar en pagar semestres o anualidades. Y fíjate bien en las cláusulas y restricciones de los contratos. Si dejo de ir un día por cualquier razón, ¿hay alguna penalización? ¿Tendré que pagar el tiempo que dejé de ir para volver a entrar?

8. Servicios de valor añadido

Esto ya dependerá mucho del tipo de gimnasio al que queramos asistir, pero no está demás tomarlo en cuenta. Pregunta si cuentan con estacionamiento, cafetería, lavandería incluso. Hay algunos que tienen sauna o vapor y hasta guarderías.

9. Disciplinas

Valora que otras disciplinas bajo techo te puede ofrecer el gimnasio, no todo es “levantar fierro”, toma en cuenta que quizá te sientas mas cómodo con otras disciplinas y hay gimnasios que dentro de la mensualidad llevan clases incluidas, además alternar entre gimnasio y otras disciplinas es lo mas sano y efectivo.

Si lo que prefieres es practicar algún deporte y no sabes cuál elegir, te proponemos algunos puntos para que tomes en cuenta.

Haz lo que te guste

Al principio y al final, esto es lo más importante. ¿Te gustan los equipos o prefieres hacer las cosas tú mismo? ¿Al aire libre o bajo techo? Debes elegir un deporte que te guste, en el que te sientas cómodo y que disfrutes al realizar. No importa si es futbol, natación o ping-pong, incluso caminar en las cercanías de tu casa o correr, pero siempre mantén la diciplinar.

No te exijas demasiado

El comenzar a hacer ejercicio o ir al gimnasio debe ser paulatino, no tiene sentido arrancar al 100% ya que solo te sobre exigirás y en 2 idas ya no querrás ir, tómalo con calma y eso te dará mejores resultados, ya sea si comienzas con el ejercicio o lo estas retomando.

Toma en cuenta que incluso hay expertos que dicen que 7 minutos intensos de deporte al día son suficientes, y que tu cuerpo tardara hasta 21 días en hacer de esa nueva actividad un verdadero hábito.

Posibilidades y cercanía

Lamentablemente, no siempre tenemos a la mano un lugar donde se practique el deporte que nos guste y debemos tomarlo en cuenta. Busca qué centros o equipos hay cerca de ti, dónde dan clases y de qué, ve si alguno de ellos se adapta a tus gustos y objetivos.

Salud

Es muy importante que tomes en cuenta tu estado de salud y si tienes algún tipo de limitación por lesiones o enfermedades. Pregunta a tu médico si puedes practicar ese deporte que tanto te gusta. Y si por alguna razón no puedes, busca otras opciones. Nunca te pongas en riesgo.

Por último, pero no menos importante, recordemos que no todo se trata de pagar en cuanto a ejercicio se refiere. Existen los gimnasios en parques, las canchas públicas de fut, de basquet, de frontón; se puede salir a caminar a cualquier jardín, hacer una ruta en bicicleta o salir a correr por la colonia.

El chiste es no cerrarnos y buscar la mejor opción para nosotros. El ejercicio nos hará sentir mejor y nos ahorrará muchas enfermedades y malestares. Además, baja los niveles de estrés, depresión y cansancio. Ya no hay pretextos.

Te puede interesar…

http://www.agendasanluis.com/lograr-tus-propositos-ano-nuevo/