binomio canino

¿Qué es el famoso binomio canino y cómo se entrena?

Sin importar el tipo de desastre que se presente, el binomio canino siempre está dispuesto a ayudar en las labores de búsqueda y rescate. Más allá de la ternura que puedan representar, resultan unos aliados indispensables en el salvamento de vidas o de cuerpos de personas que desgraciadamente perdieron la vida.

Estos perros no son militares ni tienen ningún tipo de entrenamiento de caza o ataque. Son animales dóciles y sumamente amigables. Su crianza está basada en amor y cariño. Se le llama binomio canino a un equipo formado por un humano, que es el entrenador, y su perro. La relación que debe existir entre ellos es una de mucho respeto, amistad y confianza que se construye durante años de convivencia y entrenamiento. Esta relación tan estrecha es clave para que un rescate rinda frutos.

¿Cómo es el entrenamiento del perro de rescate?

El entrenamiento básico dura de 12 a 14 meses, en los que entrenan hasta 4 horas diarias, dependiendo del temperamento del perro y la especialidad zootécnica. El entrenamiento se hace en superficies inestables, lugares inclinados, donde no hay mucha luz o en donde tenga que enfrentar circunstancias como ruidos fuertes, estímulos, lluvia o fuego.

Obviamente esto es la parte final del entrenamiento, al principio lo que se hace es jugar con el perro buscando alguna cosa que le guste o le llame la atención, como telas o cuerdas. Ya que se ha encontrado el objeto de interés, éste se usa para enseñarles a encontrar a las personas. En ningún momento se utiliza la violencia como castigo para corregirlos, sino un sistema de premios.

Debido a las extensas jornadas de trabajo que realizan estos perros, se eligen razas grandes para la labor de rescate: pastor alemán, pastor belga, labradores, son algunas de las más comunes. Además de que suelen ser más empáticos con los sentimientos humanos. Pero también pueden ser mestizos y hasta Chihuahuas. La raza del animal no es un determinante para la selección.

La Armada de México emplea, principalmente, de raza labrador y pastor belga, cada uno con su propia función zootécnica búsqueda de narcóticos, guardia y protección, búsqueda de explosivos, personas y cadáveres).

“Actualmente contamos con 20 perros de la sección canina del Cuartel General del Alto Mando – explica el Capitán de fragata Israel Monterde Cervantes -Los perros que durante su entrenamiento no tienen el carácter para poder realizar las funciones; en ese caso ya no se sigue con el entrenamiento de esos perros y la Oficialía Mayor del Gobierno reemplaza esos perros.”

Los humanos también reciben su entrenamiento en rescate y en el idioma alemán, que es el utilizado para dar las instrucciones a sus perros.

Al finalizar el entrenamiento se evalúa que perros pueden realizar el trabajo y cuáles no. Por poner un ejemplo, de 2010 al 2015 sólo cinco perros lograron certificarse.

“Hay un trabajo en conjunto entre el guía y el perro, pero en realidad el que termina haciendo la detección es el mismo perro. El guía solo le ayuda y conduce.”

La vida activa en el servicio de los perros binomio tiene un promedio de 7 años.

Actualmente, México cuenta con alrededor de 300 binomios caninos trabajando en diversas dependencias y cuerpos de rescate.

Responder