OSSLP 2018

La OSSLP interpretará a Beethoven y Brahms

Este viernes 11 de mayo a las 9 de la noche y domingo 13, a las 12:30 horas, la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí interpretará dos obras emblemáticas del Romanticismo: el Tercer Concierto para Piano, de Ludwig van Beethoven, y la Sinfonía no. 1, de Johannes Brahms, como parte de la Temporada de Conciertos Primavera-Verano 2018 que presenta la Secretaría de Cultura de San Luis en el Teatro de la Paz, programa en el que se recibe por primera vez como solista en nuestra ciudad a la pianista austriaca Hanna Bachmann.

Bachmann es una recitalista reconocida internacionalmente, que se presenta continuamente en Austria, Alemania, Hungría, Italia, los Países Bajos, Eslovaquia, el Principado de Liechtenstein y Suiza, destacando sus participaciones en festivales especializados en música de Beethoven realizados en Bonn, Alemania, y destacó su participación en la Gala de Concierto para embajadores realizada en la Sala Musikverein, de Viena, el año pasado.

Hanna Bachmann interpretará con la OSSLP el Tercer Concierto para Piano en Do menor, Op.37, de Beethoven, este fin de semana, obra que representa un parteaguas en la música sinfónica al mostrar la personalidad inconfundible del Genio de Bonn: sin salirse de las estructuras clásicas, introduce de forma innovadora mayor importancia a las cualidades melódicas del instrumento solista y da mayor peso “sinfónico” a la orquesta; es decir, utiliza los diferentes timbres de ésta para plasmarla como un gran instrumento, logrando un punto de equilibrio entre la creación hasta entonces tradicional de conciertos, con una nueva sensibilidad, generando el molde obligado de concierto clásico del Romanticismo puro.

En la segunda parte del programa, la Orquesta Sinfónica de S.L.P., bajo la dirección del Mtro. José Miramontes Zapata, interpreta la Primera Sinfonía en Do menor, Op.68, de Johannes Brahms. Se dice que el profundo conocimiento que Brahms tenía de la música del pasado y su propio sentido de la responsabilidad artística, le impidió componer sinfonías hasta muy tarde. A esta obra, por ejemplo, le llevó al menos catorce años completarla (los primeros bocetos datan de 1862 y se estrenó el 4 de noviembre de 1876).

Después de la “Novena”, de Beethoven, en el verano de 1876 se estrenó el ciclo completo de “El Anillo de Nibelungo”, de Wagner, obra que debiera certificar la evolución de la sinfonía hacia la teatralidad. Sin embargo, es esta Primera Sinfonía, de Brahms, en la que recae el sobrenombre de la “Décima Sinfonía”, al considerarse la primera obra que merecía el nombre de Sinfonía después de las de Beethoven, según lo estimó Hans von Bülow, compositor, pianista y uno de los más famosos directores de orquesta alemanes del siglo XIX, alumno de Richard Wagner y Franz Liszt.

En esta obra Brahms hace claras referencias a las obras de los grandes compositores que le antecedieron, como Bach, Beethoven, Schubert, Shumann, etc., aunque con una mentalidad más cercana al siglo XX.

Los boletos para estos conciertos ya están a la venta en las taquillas del teatro y a través de www.ticketmania.mx

osslp

Responder