Cómo lograr tus propósitos de año nuevo

Cómo lograr tus propósitos de año nuevo

Empieza un nuevo año y lo primero que te dices es: “este 2017 sí cumpliré mis propósitos”. Ahora sí dejarás de fumar, bajarás los 10 kilos que te sobran, te dormirás más temprano, ahorrarás todas las semanas algún dinerito y muchas cosas más. De pronto, en menos de lo que esperas, ya es fin de año otra vez y, con suerte, sigues igual. Si no es que un poco peor. Pero no te preocupes ni desesperes. Aquí tenemos los mejores consejos para que cumplas todos tus propósitos de año nuevo.

Primero entendamos una importante diferencia. Un deseo (los que piensas cuando comes las uvas) es el que pides a Dios, al universo o al genio de la lámpara maravillosa. Un propósito es una meta, un objetivo concreto en el que pondrás toda tu voluntad para verlo cumplido.

Ahora, es importante que los propósitos cumplan ciertas características para no abandonarlos el día de reyes. Además, así evitaremos en lo posible procrastinar; verbo que a partir de ahora debemos tenerlo clasificado como maldito si queremos lograr algo este año. La procrastinación es la habilidad para aplazar las actividades por un tiempo indefinido. “Ahorita que termine con esto”, “en cinco minutos”, “mañana lo hago sin falta”, ¿les suena?

Escribe tu lista

Esto ayudará a reforzar los propósitos en nuestra mente. Hay que tener la lista siempre a la mano o en algún lugar visible, de nada sirve tenerla guardada en el cajón. Y si sólo tenemos las ideas en la cabeza, lo más seguro es que se nos olviden, así que organízalas lo mejor posible. incluso hay apps qeu te pueden ayudar si no te es suficiente el calendario y recordatorios de tu celular.

Sé realista

Menos es más. Es mejor que en nuestra lista incluyamos metas que sólo dependan de nosotros y que sean factibles de realizar. Recuerda que aunque deseemos perder 20 kilos, es mejor proponernos perder los primeros 5. Tampoco queremos una lista con decenas de propósitos que termine por abrumarnos y darnos flojera. Metas imposibles acabarán en frustración.

Planifica y cuantifica

Piensa en el plan que seguirás para realizar tus metas, haz un horario y cúmplelo. Escríbelo. Ponte fechas límite. “Comer más saludable”, “bajar de peso”, “hacer más ejercicio”, no son metas claras. Cámbialas por “no tomar refrescos”, “perder medio kilo al mes”, “caminar 1km tres veces a la semana”. Así serán más fáciles de cumplir y podrás medir tus avances.

Platica tus propósitos con familia y amigos

Es muy fácil que nos pongamos pretextos a nosotros mismos, con los demás es un poco más difícil, nos hace sentir comprometidos. Además, si en algún momento empiezas a flaquear, ellos podrán ser un gran apoyo para mantenerte motivado.

En un estudio de la Dominican University de California, más del 70% de los participantes cumplieron sus objetivos después de escribirlos y enviárselos a un amigo. En cambio, de los que no se lo dijeron a nadie, sólo el 35% tuvo éxito.

Lo más sencillo primero

Aquí no aplica ese refrán de “al mal paso darle prisa”. Si empiezas por lo más difícil lo más seguro es que claudiques a los quince días de haber empezado. Ve con calma, si esto fuera fácil de hacer, todos los años cumpliríamos nuestros propósitos.

Recompénsate

Cuando cumplas alguna de tus metas, prémiate con algo que sea de tu agrado. Claro, cuidando no comer un pastel de premio por haber bajado un kilo. Esto te ayudará a mantenerte motivado y verle un beneficio extra a tus éxitos.

Si no queremos caer ante las tentaciones, hay que evitarlas en lo posible. Será más fácil no comer pan dulce si no hay en la casa que si lo tenemos “bien escondido” en la alacena. Nuestra fuerza de voluntad no es tan fuerte como creemos y hay que aceptarlo. Como dice el psicólogo Walter Mischel en su libro The Marshmallow Test: “Somos increíblemente creativos a la hora de comprometernos de forma vaga y luego encontrar un sinfín de maneras de librarnos de estas resoluciones.”

Sigamos estos consejos, que no perdemos nada y podemos ganar mucho. ¡No se rindan! Nadie dijo que esto de cumplir propósitos de año nuevo sería fácil. Ya veremos qué tanto tachamos de nuestra lista el 31 de diciembre de 2017.

Te puede interesar…

Básicos para elegir gimnasio y qué deporte te conviene

Responder